Isaac Asimov fue un escritor y  bioquímico  Estadounidense nacido en la unión soviética en 1920. Es reconocido por ser el autor de una cantidad de obras de ciencia ficción y científicas.

El increíble poder visionario de este escritor quedó registrado a lo largo de todas sus obras. Pero cabe mencionar la claridad con la que este personaje logra visualizar el poder transformacionista de la era de la tecnología y todas las implicaciones sociales y culturales que traen consigo. La forma en la que logra describir con tal claridad el futuro de la educación sin siquiera tener nociones en esa época de lo que era el Internet, es una asombrosa revelación que logra tener.

A continuación mostramos una entrevista realizada en 1988 por la BBC, donde se trata el tema del futuro de la educación basado en la democratización de la educación, filosofía que va de la mano con esquemas y modelos de plataformas de E-Learning:

“Una vez tengamos conexiones de computadoras en cada casa, cada una de estas conectadas a bibliotecas gigantes, donde cualquiera puede formular cualquier pregunta y obtener respuestas, obtener material de referencia, sobre cualquier tema que estés interesado en aprender desde muy pequeño, por más tonto que le parezca a otra persona, es eso en lo que tú estás interesado. Y puedes preguntar y puedes darte cuenta y puedes rastrear eso que te interesa y lo puedes hacer en tu propia casa, a tu propio ritmo, en tu propia dirección, en tu propio tiempo” explica Asimov.
Partiendo de esto, Asimov sugiere que en el futuro será como si cada estudiante tuviera su propia escuela privada: “Sí, y le pertenece al él o a ella,  él va a ser el único dictador de qué es lo que quiere aprender,  de qué es lo qué quiere estudiar, y esto no es lo único que van a saber, irán a la escuela por cosas que tienen que saber”.

Además de aclarar que éste tipo de escuela no será sólo para jóvenes: “No, ése es un excelente punto,  no es sólo para los jóvenes, ese es otro de los problemas de la educación, que es para los jóvenes y la gente piensa que la educación debe ser algo que tiene un final, (que tiene un ciclo), y lo que es peor que cuando ellos la terminan ese es un tipo de rito de pasaje a la madurez”.

Isaac concluye la entrevista, enfatizando en un punto: La educación no tiene fin, no tiene un límite de edad y no porque se es mayor se deja de aprender. Ése es uno de los beneficios que describe traerá la educación del futuro. Cualquier persona puede estudiar lo que desee, cuando desee y a su propio ritmo, sin restricciones o exclusiones.

Fuente: revistaeducacionvirtual.com  / 2016

 

Advertisements