La educación afecta la calidad de vida en general y tiene vital importancia en el desarrollo social individual y social. 

 

IMPACTO

Según estudios especializados, para el 2018 casi dos tercios de todos los empleos en Estados Unidos requerirán un título de estudios superiores.

Actualmente a nivel nacional se ha reducido el porcentaje de la población con títulos universitarios, ha crecido el desempleo, las industrias necesitan trabajadores con conocimientos avanzados y para muchas personas, sin estudios universitarios o técnicos, no les es posible encontrar un buen trabajo.

La educación es un asunto fundamental a nivel nacional.

En términos económicos para mantener al país competitivo a nivel global y proyectándose a las necesidades del nuevo milenio.

Es también un asunto de gran importancia a nivel individual, familiar y comunitario, que según estudios no solo garantiza un crecimiento económico y asegura el futuro, pero también incrementa las posibilidades de desarrollo y bienestar personal.

La comunidad latina enfrenta grandes retos en cuanto al acceso a la educación superior y a pesar de que existe un sentido sobre la importancia de la universidad, el costo de la educación superior, los mercados profesionales del cambiante mundo real pueden ser atemorizantes, sobretodo por el fenómeno de la globalización, gracias al cual muchas plazas de trabajo enfrentan el reto de la competitividad global, un elemento crítico de la educación enmarcada en la formación para garantizar la base del funcionamiento económico y que inician desde los principios de la formación en la escuela, proyectándose hacia el colegio y universidad.

INVERSIÓN NACIONAL

Como lo explica un artículo del Centro de Investigaciones Pew, “la historia de Estados Unidos ha demostrado que la inversión privada y pública en la universidad y el conocimiento produce enormes dividendos. Durante los últimos 150 años, Estados Unidos surgió como un gigante industrial y económico, democratizó la educación a través del sistema de concesión de tierras y la universidad pública y se convirtió en líder mundial en la ciencia. Durante este tiempo, el crecimiento continuo transformado la sociedad estadounidense, se produjo una nueva clase de ricos industriales, una clase media próspera y proporcionó oportunidades para todos los estadounidenses, incluyendo a las generaciones de inmigrantes. También se creó la primera fuerza de trabajo en ascenso sostenido del mundo.”

La inversión en la educación como elemento clave para garantizar el liderazgo mundial de Estados Unidos continuó durante el siglo 20 y en 1950 el Congreso creó la Fundación Nacional de Ciencias.

La investigación aumentó seis veces entre 1960 y 1966.

El proyecto de ley GI abrió las puertas de los colegios y universidades para los veteranos de la II Guerra Mundial que retornaron.

Las becas Fulbright, Pell, el desarrollo de las universidades, la subvención federal de préstamos y programas de subsidios.

 

Fuente: Centro de Investigaciones Pew en base a datos tomado de estadísticas de la Oficina de Censo de Estados Unidos.

LATINOS Y EDUCACIÓN

Independientemente de su nivel educativo, los inmigrantes enfrentan primeramente la necesidad del conocimientos de inglés.

Estudios demuestran que los adultos de la segunda generación están mejor que los de la primera generación en el ingreso familiar promedio ($ 58.000 frente a $ 46.000); obtienen títulos universitarios (36% frente a 29%); y son dueños de vivienda (64% versus 51%).

Tienen menos probabilidades de caer en la pobreza (11% frente a 18%) y menos probable que no terminen la escuela secundaria (10% frente a 28%).

El nivel de instrucción entre los latinos de Estados Unidos ha cambiado en los últimos años y esto se refleja en el crecimiento del grupo en escuelas y universidades públicas de la nación.

Durante la última década, el porcentaje de deserción escolar hispana ha disminuido y la inscripción en la universidad ha aumentado. Sin embargo, los factores económicos siguen siendo un obstáculo para la inscripción en la universidad.

En una encuesta de 2014 National Journal, el 66% de los hispanos que consiguió un trabajo o entró en el ejército directamente después de la secundaria indicando que, la necesidad de ayudar a mantener a su familia, fue la razón para no inscribirse en la universidad, en comparación con el 39% de los blancos.

Fuente: Centro de Investigaciones Pew en base a datos tomado de estadísticas de la Oficina de Censo de Estados Unidos.

 

TRABAJO VS. EDUCACIÓN

Una encuesta del Centro Pew indica que casi nueve de cada diez (89%) jóvenes latinos adultos consideran que la educación universitaria es importante para el éxito en la vida, sin embargo, sólo alrededor de la mitad de ese número, 48% van a la universidad.

Estudios indican que la principal razón para ello es la presión financiera para mantener a su familia.

Los jóvenes hispanos inmigrantes parecen tener compromisos financieros que limitan su capacidad de continuar su educación, a pesar de que comprenden que la educación universitaria es importante para el éxito en la vida.

Casi tres cuartas partes (74%) de todos los encuestados de entre 16 y 25 años de edad, cortan su educación durante o inmediatamente después de la secundaria para mantener a su familia.

Otras razones son la falta de un buen Inglés, aversión a la escuela y la idea de que no necesitan más educación para las carreras que quieren y prefieren una educación corta.

Los latinos nacidos en el extranjero constituyen el 35% de todos los jóvenes latinos y son mucho más propensos que los jóvenes latinos nacidos en el país de apoyar o ayudar a mantener a una familia, ya sea en los Estados Unidos o en su país de origen.

BASES EDUCATIVAS

Todos los padres quieren que sus hijos tengan éxito en la vida, y sabemos que el éxito está directamente ligado a la educación. Cuando hablamos de una buena educación, hablamos mucho sobre el éxito.

El proceso educativo inicia en la escuela. La escuela le enseña cómo obtener, aprender y aplicar conocimientos.

No importa qué carrera se elija, se aprenden procedimientos, manejo de información y habilidades cognitivas.

En la escuela se aprende a interactuar con otras personas y refinar las habilidades de comunicación y trabajo en equipo, se aprende a realizar las tareas, puntualidad, responsabilidad, a investigar en los libros, a recibir el conocimiento de otras personas y generaciones y a desarrollar la experiencia personal.

Nuevas investigaciones y teorías educativas indican que el CI no determina el éxito, sino factores como la perseverancia, curiosidad, inteligencia social y otros rasgos de carácter como parte de la receta para el éxito y en la escuela se van formando esos elementos del carácter que ayudan a lograr el éxito adicionalmente a los conocimientos y desarrollo de las capacidades intelectuales.

En los seis a nueve meses de escuela se forma a los niños en su sentido de responsabilidad, sentido de trabajo en equipo, curiosidad investigativa y otros elementos de carácter adicionalmente a los conocimientos que puedan recibir y a los cuales actualmente pueden acceder gracias a la tecnología.

MÁS EDUCACIÓN = MÁS INGRESOS

Cuanto más aprenda, más dinero podrá ganar y un ejemplo en carreras de la salud demuestra la relación del nivel de preparación con los ingresos anuales:

Un puesto de trabajo médico, sin título universitario puede tener un ingreso anual promedio de entre $ 20.000-40.000 por año, en promedio; carreras de Salud asociadas con dos años de universidad entre $ 40.000-60.000 por año; carreras de enfermería con Licenciatura, $ 40,000-55,000 anual; carreras de enfermería avanzada $ 60,000-90,000 anualmente. Farmacéutico con Licenciatura o Doctorado $ 90,000-115,000 anual; Médico Doctorado $ 120,000- $ 500,000 al año.

Muchos empleadores solicitan una educación básica para dar empleo y por eso la enseñanza primaria es importante, se ha convertido en un requisito básico para muchos empleadores. Actualmente muchos empleadores requieren educación de nivel universitario, incluso para funciones que antes no lo requieran, tales como puestos de auxiliar administrativo.

A nivel competitivo se ha demostrado que los empleadores prefieren a quienes han completado el nivel de educación más alto.

ROL DE LOS PADRES

Más de seis de cada diez (61%) dicen que una razón importante es que los padres de los estudiantes hispanos no juegan un papel activo en ayudar a sus hijos a tener éxito.

Desde edades tempranas es muy importante que los padres inculquen en los niños la importancia de educarse para triunfar.

El tema de la universidad, no debe ser una posibilidad sino una meta en el proceso educativo.

Existen innumerables recursos y ayuda para enseñar a los padres a estimular el estudio desde la infancia, a través primeramente de un rol activo de los padres en el proceso educativo, la creación de hábitos de lectura y discusión de temas de interés, etc., etc.

Muy importante la educación económica como parte del sustento educativo, crear hábitos de ahorro, de planificación, como sustento para continuar la educación a nivel universitario y superior y posteriormente planificar para la familia.

Desde la educación primaria hasta la universitaria existen innumerables recursos para obtener asistencia, incluyendo la obtención de becas.

Los padres pueden buscar o pedir ayuda para informarse sobre las miles de becas ofrecidas por instituciones educativas, empleadores, personas físicas, empresas privadas, organizaciones sin fines de lucro, comunidades, grupos religiosos y organizaciones profesionales y sociales, que pueden ayudar a sus hijos a culminar exitosamente sus estudios.

OBTENCIÓN DE BECAS

Las becas son regalos monetarios para pagar la universidad o instituto profesional y por eso no es necesario reembolsarlas.

Algunas becas para la universidad están basadas en mérito. Se pueden obtener alcanzando o superando ciertos estándares establecidos por quien las ofrece y pueden concederse en función del logro académico o la combinación de lo académico y un talento, característica o interés especial.

Otras becas se basan en la situación económica.

Muchas becas están dirigidas a determinados grupos de personas; por ejemplo, existen becas de estudio para mujeres o para estudiantes del último año de la escuela secundaria.

Algunas incluso están disponibles porque usted o sus padres trabajan en un determinado lugar o porque usted tiene una procedencia determinada (por ejemplo, existen becas para familias de militares).

Una beca puede cubrir el costo total de la matrícula o puede ser una concesión de dólares que se otorgue por única vez.

De cualquier manera, vale la pena solicitarla, ya que ayudará a reducir el costo de la educación.

Se puede conocer sobre las becas de diversas maneras, ya sea a través de la oficina de ayuda económica de la institución educativa a la que planea asistir, consultar la información en una biblioteca pública o en línea.

Es importante asegúrese que la información y ofertas sobre becas sean legítimas, no hay que pagar para encontrar becas ni otro tipo de ayuda económica.

Otras fuentes de información gratuitas sobre becas se pueden obtener con la oficina de ayuda económica en la universidad o instituto profesional; la herramienta de busca de becas gratuitas del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos; agencias federales, agencias rebecas del estado en donde reside; la sección de consulta de la biblioteca; fundaciones, organizaciones religiosas o comunitarias, negocios locales o grupos cívicos; organizaciones (incluso asociaciones profesionales) relacionadas con su área de interés; asociaciones étnicas; su empleador o los empleadores de sus padres. Evite estafas.

Para información sobre becas se encuentra en: http://www.biu.us/?page_id=19

OTRAS OPCIONES

La educación universitaria promedio dura sólo de cuatro a cinco años y el costo promedio, dependiendo de la carrera, es de $ 50,000 a $ 70,000.

Sin embargo para continuar la educación superior existen otras opciones fuera de las universidades para obtener conocimiento técnicos o especializados en carreras intermedias.

Incluso en la actualidad se puede acceder a instrucción en línea, con menores costos y tiempos más rápidos de estudio.

Existen innumerables escuelas técnicas que ofrecen carreras técnicas en campos específicos y oficios manuales como plomería, electricidad, remoción de asbestos, carpintería, etc. los cuales requieren entrenamiento básico de un promedio de 40 a 50 horas.

A nivel de formación virtual existe entrenamiento como Auxiliar Administrativo, Asistente Inmobiliario, Asistente de Contabilidad, Experto en redes sociales, entre otros.

CARRERAS DEL FUTURO

Basándose en el número de aperturas en comparación con el número de solicitantes de empleo, la Oficina de estadística laborales de Estados Unidos, por sus siglas en inglés (BLS) predice que los profesionales de enfermería estarán en gran demanda, sobre todo en los centros urbanos y las zonas rurales marginadas, por lo que este trabajo tiene una calificación excelente como perspectiva de trabajo.

Por el contrario, las proyecciones de BLS indican que no habrá más estudiantes que se gradúan de la escuela de leyes porque cada año disminuyen los puestos de trabajo disponibles.

La competencia por las posiciones abiertas para los abogados será demasiada, por lo que esta ocupación ha recibido una calificación más baja perspectiva de trabajo.

Los buenos trabajos son los que pagan bien, se acoplan a talentos y habilidades y no son demasiado estresantes, tienen capacidad para avanzar y proporcionar equilibrio entre la vida privada y la una vida laboral satisfactoria.

En la lista de los 100 mejores trabajos de 2016 se clasifican de acuerdo a su capacidad de ofrecer esta combinación de cualidades. Además, las mejores carreras son las que están contratando.

Entre ellas las de médico, desarrollador de software, profesional de enfermería, analista de sistemas informáticos y el ortodoncista se encuentran entre las ocupaciones de alta clasificación en Estados Unidos.

Empleos con mayor demanda y plazas disponibles entre 2014-2024:

Ortodoncista, 1.500 puestos de trabajo proyectados $187,199 salario promedio anual, 0,2% Tasa de desempleo

Dentista 23.300 puestos de trabajo proyectados Salario $ 149,540 salario promedio anual 0,2% Tasa de desempleo

Analista de sistemas informáticos 118.600 empleos proyectados $ 82,710 salario promedio anual 2,6% Tasa de desempleo

Enfermera anestesista 7.400 trabajos proyectados $ 153,780 salario promedio anual 1,3% Tasa de desempleo

Asistente médico 28.700 empleos proyectados $ 95,820 salario promedio anual 0,2% Tasa de desempleo

Practicante de enfermería 44.700 empleos proyectados $ 95,350 salario promedio anual 1,3% Tasa de desempleo

Psiquiatra 4.200 trabajos proyectados $ 181,880 salario promedio anual 1,8% Tasa de desempleo

Pediatra 3.600 trabajos proyectados $ 163,350 salario promedio anual 0,4% Tasa de desempleo

Anestesiólogo 7.100 trabajos proyectados $ 187,199 salario promedio anual 0,4% Tasa de desempleo

Obstetra y ginecólogo 4.300 empleos proyectados $ 187,199 salario promedio anual 0,4% Tasa de desempleo

Para mayor información sobre los programas académicos BIU, BECAS y más en el siguiente link: http://www.biu.us/?page_id=21

 

Fuente: Oficina de Estadística Laborales de Estados Unidos (BLS)
http://www.impactony.com
09 September 2016.
Advertisements